Tratamientos para la conjuntivitis

Tratamientos para la conjuntivitis

Una de las enfermedades más comunes es la conjuntivitis o llamada por algunos “la mirada china”. Esta enfermedad, además de afectar la visión y causar dolor es altamente contagiosa.

La conjuntivitis consiste en la inflamación de la conjuntiva que es una membrana que cubre la parte blanca del ojo. Son varios los tipos de la enfermedad tales como bacteriana, alérgica y viral.

La conjuntivitis bacteriana, que es una de las más reconocidas y propagadas, tiene como causa central un virus llamado adenovirus. Ellos están presentes en el ambiente donde día a día desarrollamos nuestras actividades.

¿Cómo se contagia de una persona a otra?, según el médico John Jairo Aristizábal Gómez, oftalmólogo cirujano de la Torre Médica Las Américas, la conjutivitis se propaga por cercanía o contacto con un paciente.

La enfermedad genera que el ojo produzca unas secreciones amarillosas o verdosas que causan comezón en el paciente. Él, en su afán de sentir alivio, se rasca los ojos y al no lavarse las manos, cuando saluda a alguien puede contagiar la enfermedad.

Según el mencionado médico, los síntomas son varios: ojo rojo, dolor, secreciones y molestia en la visión.

Cuando estos síntomas aparecen es muy importante consultar un médico o un oftalmólogo ya que la enfermedad puede complicarse e inflamar también la córnea, dando paso a una queratoconjuntivitis. La córnea es una membrana transparente que posee el ojo que funciona como un lente por donde entra la luz.

El tratamiento más recomendado, según el tipo de conjuntivitis y su grado de complicación, son los antibióticos combinados con esteroides.

¿Cómo prevenirla? el olftalmólogo Aristizábal Gómez afirma que el paciente debe ponerse gafas oscuras y lavarse las manos permanentemente cuando se eche las gotas que le fueron prescritas. Cuando es descubierta la enfermedad, se recomienda una incapacidad entre cuatro y cinco días para evitar posibles contagios.

Conjuntivitis alérgica
También es muy común la conjuntivitis alérgica la cual es generalmente hereditaria y se asocia a las vías respiratorias, al asma, rinitis y ataca a niños hasta los 14 años en promedio. Según el especialista, este tipo de conjuntivitis es común en temporadas climáticas de mucho viento o sol intenso.

De acuerdo con la médica oftalmóloga – pediatra, Alicia Cortés Montoya, esta enfemedad tiene dos fases. La primera es de sensibilización en donde el paciente no sabe que posee una alergia a determinado factor y en la segunda ya se identifica cuál puede ser la causa: razones genéticas o factores externos tales como el polen, el pasto, los ácaros, etc. Esa predisposición genética es la que puede causar la rinitis o la dermatitis.

De acuerdo con la oftalmóloga Montoya Cortés, la conjuntivitis es una enfermedad que afecta entre el 15 y el 20 por ciento de la población mundial.

Existen épocas que favorecen la aparición de la enfermedad como lo es el mes de abril cuando florecen los árboles, mayo o junio cuando predomina el polen de la maleza o las temporadas invernales que obligan a estar mucho tiempo encerrado en contacto con varios agentes que generan las alergias. Estos agentes son el moho, polvo, ácaros y pelo de animales, entre otros. Asimismo, es muy frecuente que los pequeños desde los dos años de edad en adelante, cuando inician su proceso educativo en la guardería, comiencen a evidenciar alergias. Los síntomas más frecuentes de la conjuntivitis alérgica son la rasquiña, el ardor, el ojo rojo, el lagrimeo y las secreciones.

Prevención
Para prevenir esta enfermedad es importante una buena limpieza de la casa, aspirar el colchón y la almohada, limpiar los cuadros, evitar mascotas y los peluches. Según Montoya Cortés, la humedad en un sitio debe estar entre el 40 y 50 por ciento en el ambiente y hay que conseguir protectores para los colchones y las almohadas que deben cambiarse con regularidad. También debe hacerse mantenimiento a los tapetes y retirar los pelos de los animales.

Cuando los días son calientes, hay que abrir las ventanas para que circule el aire y evitar que el polvo permanezca en el ambiente. Hay que lavarse permanentemente las manos para luego tocarse los ojos.

De no tratarse esta conjuntivitis, la enfermedad podría complicarse y con el tiempo convertirse en astigmatismo o queratocono.

Lo recomendado por los médicos, en cuanto a medicamentos para tratar la enfermedad, son antialérgicos y anti-inflamatorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *