Excelentes beneficios de las semillas de sandias

Excelentes beneficios de las semillas de sandias

Las semillas de sandía tienen su propia composición nutricional, incluyendo proteínas, grasas, hierro y otros nutrientes, además de ser una fuente de calorías.
Masticar las semillas: Debido a su tamaño y su duro revestimiento exterior, si las semillas de sandía no se mastican o se rompen antes de ingerirse pueden pasar a través del tracto digestivo de una persona sin ser procesadas. Si esto sucede, las semillas y sus nutrientes no serán absorbidos por el cuerpo. Debes masticar las semillas de sandía antes de ingerirlas si deseas obtener su contenido nutricional.
Proteína: Las semillas de sandía están compuestas por alrededor de un 35 por ciento de proteína y son una buena fuente de dicha sustancia por cada gramo. De los nueve aminoácidos esenciales, las proteínas contenidas en las semillas de sandía ocupan un lugar destacado de entre todas menos una, la lisina.

Calorías: En 1 taza (108 g) de semillas de sandía hay aproximadamente 602 calorías. En comparación con 1 taza de arroz integral cocido, que contiene solamente 216 calorías, las semillas de sandía tienen un número relativamente alto de calorías por gramo o por taza.

Grasa: Las semillas de sandía están compuestas por alrededor de 50 por ciento de aceite, lo que explica su relativamente alto contenido graso. El mayor porcentaje son grasas saturadas y no contienen ácidos grasos trans.

Otros nutrientes: Las semillas de sandía son una buena fuente de diversas vitaminas y minerales. Cada taza contiene una cantidad significativa de las siguientes vitaminas: Tiamina, riboflavina niacina y ácido fólico. En cuanto a los minerales, las semillas de sandía proporcionan calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre y manganeso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *