Cómo usar tomates para disminuir la presión arterial alta

Cómo usar tomates para disminuir la presión arterial alta

Hay varios estudios que avalan las propiedades medicinales del tomate. En particular, existen evidencias de que este vegetal contribuye a disminuir la presión arterial alta. Conoce más al respecto.

A la presión arterial alta, o hipertensión arterial, se le conoce como la enfermedad de “la muerte silenciosa”. Esto se debe a que se trata de un mal que muchas veces pasa desapercibido, a pesar de su gravedad. Se estima que hasta un 20 % de los afectados ni siquiera sabe que tiene este problema.

Entre el 90 y el 95 % de los casos de presión arterial alta corresponden a hipertensión primaria o esencial. Eso quiere decir que no es generada por otra enfermedad. El porcentaje restante sí tiene que ver con otras afecciones, o es ocasionada por medicamentos o por embarazo.

Los síntomas de la presión arterial alta no son muy específicos y, en muchas ocasiones, ni siquiera se perciben. Sin embargo, en algunos casos hay palpitaciones en el pecho o en la cabeza, mareos y malestar. Pese a todo, lo más frecuente es que no haya manifestaciones contundentes

Cómo usar tomate para la presión arterial alta

Como ya lo anotábamos, lo ideal es que las personas con presión arterial alta consuman cuatro tomates crudos al día. Sin embargo, esto resulta monótono y no muy agradable después de un tiempo. Lo bueno es que hay formas deliciosas de introducir una importante cantidad de tomates a la dieta.

La primera forma, y quizá la más obvia, es hacer salsa de tomate y ponerla en los alimentos. El tomate va muy bien con casi todo. Puedes añadirlo a los fríjoles, a las pastas y a casi todas las preparaciones de sal. Le da un sabor maravilloso a casi todos los platillos.

Uno de los aspectos interesantes es que el tomate mantiene sus propiedades nutricionales, sin importar el tipo de preparación que se haga. Por eso puedes tomarlo en jugo, hacer una crema de tomate o comerlo en alguna ensalada.

Por su parte, el tomate de árbol casi siempre se toma en jugo. También se puede hacer una salsa para acompañar platos dulces o salados, o preparar una rica torta a base de este fruto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *